Japón

JAPÓN: Kioto en dos días

¡Hola a todos!

En el post anterior os contamos nuestra experiencia y los lugares que visitamos en Tokio. En esta segunda parte os vamos a contar lo que hicimos y lo que vimos en Kioto.

Nuestro viaje completo fue solo de una semana, así que solo pudimos pasar dos días y una noche en esta maravillosa ciudad.

Día 1 

Por la mañana nos fuimos a la estación de tren de Tokio y al llegar me dice mi madre: «No sé donde están los billetes de tren, creo que me los he dejado en el hotel». ¿COOOOOMOOOOOO? Solo nos quedaba media hora para que saliera el tren, así que no nos daba tiempo a ir y volver. Nos quedamos mirándonos mientras mi madre seguía revolviendo el bolso. ¡Resulta que las había puesto en un compartimento del bolso y no se acordaba! Menos mal que al final todo salio bien.

Nos sorprendió mucho, en comparación con España, que estaban los números que correspondían a cada vagón pintados en el suelo para que los pasajeros esperarán al tren en el número que ponía en su billete. Cuando llega el tren, ¡para exactamente en el número que te corresponde! Además, nada más llegar subían por la primera puerta varias personas de limpieza y antes de que el tren saliera salían por la última dejando todo impecable.

La distancia en el tren bala de Tokio a Kioto es de unas 3 horas.

 

Nada mas llegar a Kioto dejamos las cosas en el hotel. Resulta que era un Ryokan. Nuestra habitación no estaba lista así que aprovechamos ese día para visitar la ciudad.

El contraste de los rascacielos de Tokio a las callejuelas y casitas de Kioto nos pareció maravilloso. Realmente, esta ciudad era lo que nosotras nos imaginábamos de Japón.

Callejón en Kioto

Paseamos por el centro, pasando por sus preciosas callejuelas, la zona de las geishas

Geisha en Kioto

De repente se puso a llover y como yo no me encontraba muy bien nos metimos en un bar a tomar algo. Alrededor de las 18.30 horas decidimos volver al Ryokan, y menos mal que lo hicimos porque fue el momento estelar de nuestro viaje.

Kioto

Nada más llegar tuvimos que descalzarnos y ponernos unas zapatillas que tenían en la entrada. Una señora mayor vestida con kimono nos acompañó a nuestra habitación. Lo que nos sorprendió es que no nos miraba a la cara. La verdad es que se esforzaba por hablar inglés pero no había quién le entendiera, aunque eso hizo la experiencia todavía más divertida.

Al llegar nos encontramos unos kimonos y una mesita en el centro de la habitación… Nuestro primer pensamiento fue: «¿Y las camas?». La señora nos dijo que nos pusiéramos los kimonos y que conociéramos el hotel mientras preparaban la cena.

Aquí os dejamos un pequeño resumen de la experiencia en el Ryokan Seikoro. Nunca nos hemos reído tanto.

El vídeo refleja un poco lo bien que lo pasamos y lo nueva que fue, para nosotras, esta experiencia.

Día 2

Hoy nos tocaba un día mas de turismo por templos. ¿Sabías que Kioto es junto con Nara, la ciudad japonesa con más templos? Es imposible en un día visitarlos todos, así que elegimos aquellos que consideramos más importantes o que nos habían dicho que eran mas bonitos.

Ryozen Kannon

El Ryozen Kannon es un monumento de guerra que conmemora a los muertos en la Guerra del Pacífico en el este de Kioto.

Nos lo había recomendado nuestra guía de Tokio y nos impresiono bastante, además de que apenas había gente. Para nosotras fue un lugar que recomendamos 100%.

Ryozen Kannon

Kinkaku-ji

Es conocido como el «Pabellón Dorado», aunque su nombre original es templo de Rokuon-ji. Fue construido en 1397 y, desgraciadamente, un incendio en 1950 lo destruyó. Lo que actualmente se visita es una reconstrucción de 1955.

Es recomendable llegar a primera hora de la mañana por dos razones. Una porque hay menos gente y dos porque es a esa hora cuando el sol lo ilumina a la perfección.

Kinkaku-ji

Kiyomizu-Dera

Este templo es uno de los mas conocidos de Kioto. Fue creado en el año 778, pero los edificios que se ven hoy en día pertenecen en su mayoría al siglo XVII.

Os recomendamos que vayáis a verlo, pero ir pronto porque se llena de gente.

Kiyomizu-Dera

 

Fushimi Inari Taisha

Este santuario es uno de los mas famosos de Japón. Probablemente hayáis visto la foto de este santuario en miles de lados. Originalmente estuvo dedicado a los dioses de las cosechas de grano, actualmente esta dedicado a la prosperidad de las empresas.

A nosotras este santuario nos gusto bastante. Lo especial que tiene es que comienzas desde un torii enorme o puerta de entrada y vas ascendiendo hasta lo alto de una montaña siguiendo los miles y miles de toriis (muchos donados por compañías o por gente adinerada).

Fushimi Inari Taisha

Esperamos que os haya gustado nuestro viaje y experiencia en Japón. Es verdad que estuvimos muy pocos días, así que es un lugar que tenemos pendiente para volver y poder visitarlo bien. Esperamos en un tiempo poder actualizarlo y ampliar todo.

¡Buen viaje a todos!